Previous
Next

sábado, 8 de octubre de 2016

Afirman que 500 pesticidas continúan en frutas y verduras aún luego de ser lavadas y peladas

Afirman que 500 pesticidas continúan en frutas y verduras aún luego de ser lavadas y peladas

Afirman que 500 pesticidas continúan en frutas y verduras aún luego de ser lavadas y peladas

Una ONG de Francia comprobó la presencia de pesticidas agrotóxicos en frutas y verduras (aún luego de ser lavadas y peladas) que habían sido cosechadas convencionalmente (no orgánicas)

Una organización de consumidores de Francia investigó en septiembre de 2016 la cantidad de pesticidas presentes en las frutas que están comiendo los niños y la población en general, y descubrió algunas sorpresas desagradables para las familias que buscan una vida sana.

A excepción de los procedentes de cultivos orgánicos o biológicos, estos productos “acumulan muchas moléculas de pesticidas, unos cócteles con efectos potencialmente dañinos para nuestra salud”, destacó el informe de la organización Que Choisir, al presentar su estudio el 22 de septiembre.

El grave problema que se evidenció es que estos químicos siguen presentes al lavarlos y pelarlos, resaltó Que Choisir. Los productos estudiados eran de procedencia europea y del resto del mundo. Corresponden a las frutas y verduras que llenan los supermercados.

Los analistas creen que los pesticidas no fueron eliminados por ningún método porque los químicos se están aplicando en el recubrimiento de las semillas o en el suelo. Esto hace que el tóxico penetre en la planta, y luego se conserve en la fruta.

Además, señalan que “los plaguicidas de contacto, utilizados en el exterior de la fruta son escasamente solubles en agua”.

“Lavar las frutas y las verduras, y pelarlas, son todas operaciones que se pueden hacer, pero, ¿es esto suficiente para quitar todo o parte de los pesticidas? Sorprendentemente, ni el centro técnico de frutas y verduras, o las autoridades sanitarias francesas o sus homólogos europeos tienen datos precisos sobre el tema”, comentaron. Esto motivó las sucesivas investigaciones.

Lo que primero hicieron fue un “mini-test”, para contestar esta pregunta con ocho proveedores de manzanas. Cada lote se dividió en tres grupos. En un grupo se hizo el análisis de la manzana en bruto, en otro con la fruta lavada bajo el chorro durante 10 segundos, y por último, después de ser pelada.

Los resultados “fueron decepcionantes”, señaló la organización.

Considerando el número de moléculas de pesticidas encontrados en la manzanas en bruto, al lavar la fruta esta cantidad disminuyó sólo un 12 por ciento, y al pelarla, menos de la mitad.

En este experimento se encontraron un promedio de 9 moléculas de diferentes pesticidas en la fruta sin lavar, y 8 luego de lavarla. Una vez pelada, quedaron aún seis moléculas.

El informe completo analizó luego la presencia de 500 pesticidas en 150 muestras de manzanas, peras, fresas y uvas de cultivo convencional y orgánico.

Hay que recordar que la fruta que no tiene etiquetas de cultivo biológico u orgánico, es de cultivo convencional, por lo que utiliza pesticidas químicos y puede ser incluso en algunos países, genéticamente modificada.

En cambio la fruta o verdura que cuenta con la debida etiqueta de cultivo biológico u orgánico no los usa. En España y Estados Unidos, por ejemplo, existe una certificación para estos cultivos.

Quedó de una vez claro que sólo la fruta de cultivo orgánico y biológico es libre de pesticidas.

En la uva se encontraron en promedio 15 residuos pesticidas; en las fresas, 14; en las peras 12 y en las manzanas 11.

En general, de los 500 pesticidas analizados, se encontraron 85 de ellos en las muestras. El 80 por ciento de la fruta resultó contaminada.

Algunos pesticidas están clasificados por la OMS como cancerígenos, o tóxicos. Junto con la contaminación de los gases del transporte y combustible, se cree que colaboran en el notable aumento de tumores y otras enfermedades. En Italia, el informe publicado por el Ministerio de Salud en septiembre, reveló un aumento a 365.000 tumores nuevos en sólo un año, es decir 1.000 casos al día, donde la mayoría no es de pulmón y las mamas, sino del colon y recto.

ecoportal

sábado, 24 de septiembre de 2016

Bayer cambiará el nombre de Monsanto para “lavar su imagen”

Bayer cambiará el nombre de Monsanto para “lavar su imagen”

Bayer cambiará el nombre de Monsanto para “lavar su imagen”

El gigante de los productos farmacéuticos alemán Bayer, que la semana pasada acordó adquirir al fabricante de OGM Monsanto, puede deshacerse de la marca de la compañía estadounidense para mejorar la reputación de la empresa.

En mayo, la fabricante de medicamentos alemana fue nombrada como la marca farmacéutica de mayor reputación del mundo por el Reputation Institute, lo que podría permitir lavar el nombre de Monsanto.

El acuerdo de adquisición por 66 mil millones de dólares, está siendo examinado atentamente por los reguladores antimonopolio y se espera que se cierre a finales de 2017.

Si el acuerdo sigue adelante convertirá a Bayer en el mayor productor de semillas y pesticidas del mundo.


En definitiva: el acuerdo permitirá encubrir de ahora en adelante las actividades de Monsanto, amparándolas bajo la marca de Bayer.

Que nadie se deje engañar por ello: ha nacido un monstruo monopolístico con mucho más poder que el que tenían por separado y el mundo pagará las consecuencias…

elmicrolector
Las razones tras la clausura de la planta de la empresa Atanor en Argentina

Las razones tras la clausura de la planta de la empresa Atanor en Argentina

Las razones tras la clausura de la planta de la empresa Atanor en Argentina

Después de más de 7 años de enfermedades, muerte e impotencia, la planta de San Nicolás de la multinacional Atanor –segunda productora de glifosato en el país– fue clausurada en uno de sus sectores por orden judicial, al comprobarse que arroja químicos contaminantes al río Paraná.

El 7 de septiembre se clausuró la extracción de los millones de litros de agua de las napas que extrae esta empresa y también el vertido de efluentes al Rio Paraná. Asimismo se suspendió provisionalmente la planta de Atracina, un herbicida agrícola muy usado en el mundo, que suele combinarse con el glifosato.

La acción llevada a cabo por Juzgado Penal N°1 y que está a cargo del Dr. Facundo Puente, se debe a una de las causas contra Atanor en donde se la acusa de contaminación del aire y del suelo, además de corrupción por la manera confusa en que se le otorgaron las habilitaciones.

Sin embargo, lo más alarmante es el reclamo de los vecinos del Barrio Química -que consta de 6 manzanas- en el cual denuncian al menos 200 casos de enfermedades y muertes, el más reciente el de una niña de 6 años que perdió su vida a causa de una leucemia.

Una de las organizaciones demandantes, la ONG Protección Ambiental del Río Paraná, a través de uno de sus voceros Walter Ibarra, explicó a los medios que Atanor incumplió y nunca se molestó por tener los permisos correspondientes que tienen que tener todas las empresas y ahora se encuentra con esta clausura porque el juez allanó con la prefectura, la gendarmería y la policía constatando que se volcaban efluentes contaminantes al río y que se sacaba agua de las napas. Entonces en principio está clausurada hasta tanto tenga todo lo que tiene que tener una empresa para trabajar.

Ibarra también explicó que Atanor tiene otras causas en la justicia federal. Una efectuada por los vecinos y otra por las ONGs de San Nicolás, en la cual se denuncia que la empresa tiene productos químicos enterrados, altamente contaminantes, explosivos y tóxicos. Según él eso está en la justicia federal, de acuerdo a lo informado por Red Nacional de Medios Alternativos.

Relevamientos mortales


Los vecinos de la zona, al ver que la situación con Atanor no tenía avances y al detectarse tantas enfermedades y muertes, decidieron hacer un relevamiento que constató que hay más de 200 muertes a causa de cáncer en un radio de cinco manzanas.

El relevamiento, realizado en 2010, se plasmó en un mapa bocetado a mano en donde se indican las enfermedades y las muertes, un trabajo similar a los realizados por el Grupo de Madres de Ituzaingó en Córdoba, o en San Salvador de la provincia de Entre Ríos, en su lucha contra las fumigaciones y el cáncer.

La alarma surgió cuando comenzó a verse un número desproporcionado de casos de cáncer, entre otras enfermedades que prácticamente nunca habían padecido allí…

Según los vecinos, entre los obreros e incluso personal jerárquico de Atanor hubo varios casos de necrosis y en el barrio prácticamente todos los vecinos tienen problemas respiratorios, asma, bronquitis y enfermedades de piel. La alarma surgió cuando comenzó a verse un número desproporcionado de casos de cáncer, entre otras enfermedades que prácticamente nunca habían padecido allí.

Primero eran casos aislados, pero con el tiempo se tornó más preocupante, dado que se dio un caso de 5 personas con cáncer en una misma familia, tres de ellos fallecidos en muy poco tiempo y dos que aun padecen la enfermedad. Asimismo en solo dos manzanas, hubo 17 fallecidos por cáncer, según informó el portal contrainfo.

Hay más de 200 muertes por cáncer, es el único lugar de la ciudad en el que esta enfermedad evolucionó notablemente en la última década. Los vecinos y las ONG que los apoyan hace años vienen denunciando que la municipalidad se niega sistemáticamente a hacer un control sanitario de la zona, lo que toman como una señal de complicidad.

“Prontuario” de Atanor


Atanor registra casos de conflictos por contaminación ambiental en esta y otras plantas ubicadas en otras regiones del país, por ejemplo el caso de una sede emplazada en Vicente López que estuvo clausurada preventivamente por el municipio, según informó La Capital.

Asimismo el matutino destacó que en 2014, la empresa fue denunciada por un episodio ocurrido en San José de la Esquina en el que el accidente y vuelco de un camión ocasionó el derrame de 18 mil litros de 2,4-D, un poderoso herbicida que Atanor sintetiza en la planta de Río Tercero.

Los vecinos y ambientalistas, que hace tiempo vienen bregando por las malas y nocivas prácticas de la multinacional instalada hace 20 años, denuncian haber sufrido todo tipo de amenazas y persecuciones, por encima del dolor que les causa perder a sus seres queridos, uno tras otro.

Sin embargo, de acuerdo a lo que ellos declararon a RNMA, nada les impide que vivan esta decisión de clausurar ciertas actividades de la empresa como un triunfo y recibieron la noticia con mucha alegría.

“Nosotros hemos sido perseguidos, el fiscal de la causa nos ha iniciado causas penales a nosotros por coacción agravada, hemos tenido denuncias a causa de la empresa, hemos estado amenazados, nos han cruzado autos de alta gama. Llevamos una lucha de años y esto nos pone muy felices y nos hace pensar que la justicia todavía existe y que la única guerra que se pierde es la que se abandona. Por eso nosotros seguimos para adelante y está en juego la salud de toda la gente” declaró Walter Ibarra a este medio.

Al menos esto es un indicio también de que no todo es tan impune y que tarde o temprano hay una retribución de los actos.

Estamos en un momento clave donde todos tenemos que decidir correctamente qué valores y acciones vamos a apoyar, lo que determinará la manera en la queremos vivir en los próximos años y el legado que vamos a dejar para las próximas generaciones, es un tema de consciencia.

Después de todo, la verdad brillará por sí misma.

La Gran Época

jueves, 4 de agosto de 2016

Monsanto puso fin a su proyecto en Córdoba y no levantará la planta

Monsanto puso fin a su proyecto en Córdoba y no levantará la planta


 

Fuentes vinculadas a la multinacional confirmaron a este periodista que negocian la venta del predio en Malvinas Argentinas. Monsanto comenzó a desmontar las estructuras que inició en 2012. Las escasa superficie de maíz y el reclamo ambientalista, las causas que precipitaron la decisión

Por Patricio Eleisegui

Tras un sinfín de idas y vueltas, Monsanto ordenó desarticular la planta para procesamiento de maíz que desde hace casi cuatro años intentaba levantar en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

La iniciativa había partido de un anuncio entusiasta que la por entonces presidenta Cristina Fernández concretó desde Nueva York en junio de 2012. El monto prometido: $1.500 millones.

Pero, con el correr de los meses -luego años- la instalación de Monsanto se topó primero con la dura resistencia de buena parte de la población local. Y la frutilla del postre la aportó una política agropecuaria que directamente minó la expansión de, precisamente, el maíz que la multinacional pensaba tratar en Malvinas Argentinas.

La imposición de un esquema de retenciones orientado a potenciar el monocultivo de soja poco a poco comenzó a romper la sintonía que la compañía logró fijar con el gobierno de Cristina Fernández.

La combinación de factores desembocó primero en el parate de las obras en las 30 hectáreas bajo control de la firma, para luego concluir con esta decisión oficial de abandonar los planes pautados para esa zona de Córdoba.

El fin de proyecto fue confirmado a este periodista por una fuente vinculada a la compañía, quien explicó que "la pauta de procesamiento de la planta estaba en el orden de los 3,5 millones de hectáreas de maíz y en los últimos año apenas si se pasó los 2,5 millones".

"Una inversión así no tiene sentido desde el punto de vista del negocio. Con las instalaciones que hoy Monsanto posee en Rojas, en la provincia de Buenos Aires, la compañía puede operar con tranquilidad. Es más: como están las cosas, probablemente alcance sólo con esa planta de maíz por los próximos 5 años", explicó.

La fuente consultada reconoció que el bloqueo llevado a cabo por vecinos y ambientalistas en general, que hasta el día de hoy acumula más de dos años de impuesto y frenó por completo la entrada de los materiales que requiere la construcción, también pesó a la hora de evaluar la continuidad de la inversión.

"No se pudo avanzar con la planta y eso también influyó. Pero lo más trascendente fue que el negocio cambió y dejó de ser conveniente para Monsanto", aseveró.

Según pudo confirmar quien aquí escribe, la multinacional ya mantiene negociaciones con potenciales interesados en el predio. "La idea es tratar de vender el terreno este año, pero como siempre dependemos de la real decisión de compra de quienes necesitan la superficie para otro proyecto", sostuvo la fuente.

El plan que caducó
La planta de Malvinas Argentinas preveía una inversión de $1.500 millones y su inauguración fue pautada para diciembre de 2013. La estrategia de Monsanto contemplaba, además, un desembolso extra de $170 millones en concepto de investigación y desarrollo.

"Dicha inversión contempla la construcción de dos nuevas Estaciones Experimentales(una en la Provincia de Córdoba y la otra en la Provincia de Tucumán); el desarrollo de Programas de Investigación y Desarrollo de maíz y soja; Ensayos Experimentales a campo, investigación local en biotecnología y la expansión de laboratorios", informó la multinacional en un comunicado de junio de 2012.

La firma prometía crear hasta 400 puestos de trabajo directos en esa área de la provincia mediterránea.

La movilización de gran parte de los vecinos de Malvinas Argentinas, en franca oposición a una planta de granos tratados con agroquímicos, a la par de un esquema orientado a inhibir la siembra de cultivos que no sean soja,culminó por enterrar otro anuncio kirchnerista que apenas si pasó de la promesa.

Extraído de http://el-galo.blogspot.com/2016/08/primicia-monsanto-puso-fin-su-proyecto.html

martes, 26 de julio de 2016

Cremtrails sobre Paraná, Argentina

Cremtrails sobre Paraná, Argentina




La nube que sorprendió a los paranaenses....fue el titulo que se publico en un diario local de dicha ciudad, una sorpresa para algunas personas, para otros algo "precioso", lo real es que eran las estelas químicas que dejaron aviónes sobre el cielo de Paraná.

Los chemtrails son químicos que se rocian desde aviones y que con el uso de la geoingenieria logran modificar el clima.

Aquí el informe:

"Los paranaenses que paseaban por la Costanera y Bajada Grande este viernes por la tarde se sorprendieron por la forma de una particular nube. El cielo naranja y celeste, parcialmente nublado, albergaba una nube con forma de embudo.

El increíble episodio fue registrado por múltiples personas y las fotos se viralizaron en las redes sociales llamando la atención de cientos de usuarios. A continuación, compartimos las geniales imágenes capturadas por Horax López y Polo Cappa:"



Cielos químicos sobre Paraná